sábado, 2 de julio de 2016

Y FUI ENTREVISTADA POR UN PERSONAJE MIO...

Para finalizar la temporada, antes de cerrar por vacaciones, pensé en una manera divertida de hacerlo. La buena estrella de este año en mi vida, ha sido ha sido mi novela "Viaje al ayer". Y se merece un homenaje, concretamente se lo merecen mis personajes. Así que metí sus nombres en una bolsa y saqué uno.
¿Para qué? Pues... ¡Para que me entrevistase! ¿Quién mejor que un personaje mío para hacerlo?. Le ha tocado a Quintín, el político que vive en 1876, casado con tres hijos, que hace amistad y ayuda a Teresa la protagonista que vive en nuestro tiempo.
Quedo con Quintín en el Retiro. Delante de la estatua ecuestre a Alfonso XII. Quintín nunca la conoció, y sabía yo que le haría ilusión. Él, es la segunda vez que viaja a nuestro tiempo. ¿Cómo le he hecho venir esta vez?... es algo que quedará entre nosotros.

Me saluda muy ceremonioso. Como a Teresa. Tiene mucho calor, pero sin embargo va impecablemente vestido y no emite la mejor queja. Nos sentamos en un banco con vistas a la estatua, se emociona. (Os recuerdo que en su época, 1876 el rey acababa de llegar al trono).  La única condición que le pongo es que no me pregunte sobre lo que va a suceder a él y a sus más cercanos. Hay lectores que aún no han leído la novela. Muy educado acepta.

Quintín: Sonia. ¿De dónde hemos salido sus personajes? ¿Estamos inspirados en personas reales?  ¿Y los hechos?
Sonia: Ustedes, todos, han salido de mi imaginación, pero claro que tienen características de personas que han existido, incluso de seres a los que he querido, y  a los que he hecho revivir de esta forma. Y aunque la novela no tiene nada que ver con mi vida,  si reflejan alguna corrientes o experiencias emocionales de la misma.

Q. El verano mi familia y yo lo pasamos en Santander. la reina madre Isabel II pasará unos días allí. ¿Usted también veranea en el lugar de la familia real?
S. ¡Jaajajaja! No, no. La actual familia real veranea en Palma de Mallorca. Pero yo pasaré unos días en un sitio que no le voy a revelar, me perdonará, pero no soy un político famoso como usted.

Q. ¿Y qué hará usted? Eso sí me lo podrá decir... Si no es indiscreción.
S. Claro. Me dedicaré a pasear por la orilla del mar, a bañarme, hacer excursiones y a leer. Tengo pendientes las lecturas de mis amigos. "Tomenta solar" de Cristina Gumuzio y "El poder de la estirpe" de Toni Mesías.Y releeré a Stefan Zweig, que siempre me enseña algo.

Q. No conozco a ninguno.
S. No claro, al último si lo llegará a conocer, puesto que parte de su obra... eh... se escribirá... aún en vida de usted...

Q. Percibo cierto matiz angustioso en su voz. No se lamente, que a mi la muerte no me preocupa. ¿A usted le inspira temor acaso?
S. No. A mi tampoco, soy creyente, y ya tengo mis planes para cuando llegue al Cielo. Si me da temor la antesala de la misma.

Q. ¿Planes para cuando llegue al Cielo? ¿Qué piensa hacer?
S. Ya lo tengo hablado en mis conversaciones con Dios. Quiero que sus ángeles me enseñen a tocar todos los  instrumentos y a cantar. Justo lo que me está vetado ahora en la tierra.
Q. Piensa usted hacer mucho ruido...
S. Sí, bastante... pero ¡no voy a desafinar! Y otra cosa, la primera, será correr a ver a mis seres queridos, que sé que me esperan jóvenes y sanos. Y también tengo curiosidad por ver como son mis antepasados.

Q. Va a estar usted altamente entretenida. De momento peregrina usted por la tierra ¿Cuáles son sus planes literarios?
S- Tengo dos novelas terminadas y una tercera en preparación y mi intención es que vean la luz. Y pronto. Habrá sorpresas después del verano.

Q. ¿Mi familia y yo volveremos a salir en sus novelas? ¿Hay elementos que se repiten?
S. Quintín, nunca se sabe si volveré a echar mano de usted y sus consejos. Pero en las siguientes les dejaré en su tiempo. Los elementos que se repiten. Sí, los hay. Algo relacionado con mi tierra: Almendralejo, siempre habrá una mención, y también al arte, que es una de mis fuentes de inspiración,

Q. En los  últimos tiempos además de escribir sonetos, la veo aficionada a hacer acrónimos. Hágame  uno con su nombre y relaciónelo con su vida y la literatura.
S. Me pone en un aprieto, pero lo intento:

S- Sueños. Últimamente la vida me parece un sueño, donde las cosas se puede hacer grandes, por pequeñas que parezcan.
O- Optimismo. Intento ver la vida con esa O tan redonda, como un círculo, éste representa la perfección y yo soy una calamidad, pero ¡Ah! el optimismo me hace ver el vaso medio lleno.
N- Novelas. Será algo que me acompañen para siempre, las que lea y las que escriba.
I- Inquieto. Es el estado actual de mi espíritu. Deseo escribir, viajar, subir montañas, conocer gente, fotografiar el mundo con la mirada, la pluma y la cámara...
A-Alba y atardecer. Ambos me fascinan. Cada mañana me levanto con energía y curiosidad. Y con café, claro. Y cada atardecer doy gracias, sin mojigatería, pero con agradecimiento a Dios por el nuevo día regalado. 

Q. Gracias Sonia.  Para terminar pida un deseo pequeño y otro grande para este verano.
S. Uno pequeño: que me regalen un botijo de mi tierra para tener agua fresquita en la mesilla de noche. 
Uno grande: que mis seres queridos, los de ayer y hoy, sean felices.

Nos despedimos. Quintín, se marcha con su cochero-pantaruja de Almendralejo, y yo me alejo en  mi bici. Nos decimos adiós con la mano. ¿Nos volveremos a ver?.
¡Feliz verano a todos mis lectores!

Estatua ecuestre de Alfonso XII en el Retiro. Quintín y yo no salimos, pues podríamos modificar el pasado o el futuro.

4 comentarios:

Goriot dijo...

Tan digna y original es la novela como la entrevista. Gozas de un privilegio porque te erigiste entrevistador y entrevistada.
¿Por qué te está vetado en la tierra tu afición a cantar y hacer uso de la música?
Un saludo cordial.

Sonia Montero Trénor dijo...

Amable Goriot. Gracias por tu comentario. Me está vetada la música porque rompería todas las vajillas de la tierra con mi nula habilidad. Un cordial saludo.

RECOMENZAR dijo...

me encanta como eres

Sonia Montero Trénor dijo...

Muchas gracias, Recomenzar, por tu agradable comentario. Agradezco que hayas pasado por aquí.