domingo, 2 de marzo de 2014

MI PERSONAL ABECEDARIO LITERARIO

Hoy comparto un personal abecedario literario, en el que incluyo, mis herramientas, sensaciones, objetos, personas y gustos, que componen mi universo para escribir.


A- Arte.Una de las cosas con las que más disfruto. En mis novelas, siempre habrá un cuadro, una exposición, un pintor...

B- Biblioteca. Han sido y son muy importantes en mi vida. La que disfruté en mi infancia y adolescencia, en casa de mis padres, en Almendralejo;  la de mi barrio, que estaba en Nuñez de Balboa en Madrid, de donde cogí prestados tantos desgastados libros; y la Biblioteca Nacional, donde he pasado muchas tardes investigando para mis novelas. Y la de mi casa, donde guardo mis libros preferidos.

C- Concursos. Me entusiasman, los literarios y los de cualquier cosa.  No me he presentado a muchos, pero suponen una ilusión y una divertida descarga de adrenalina.

CH- Chuches y chocolate. Son una dulce compañía a la hora de sentarme en el ordenador. Y si son de regaliz, mejor.

D- Diccionario. Una ayuda fundamental para escribir, y con ello incluyo a Google ¡lo que agradezco este invento! lo encuentro todo, datos e imágenes en poco tiempo y de mucha utilidad.

E- Escuela de Escritores. El lugar donde aprendí y donde sigo aprendiendo a escribir, pues es un oficio que no termina nunca. Siempre daré las gracias por su ayuda a mi profe: María José Codes.

F- Fantasía. Es una herramienta que agradezco, de ahí salen gérmenes que a veces son sólo una imagen, una emoción, una palabra o un concepto, que acaban convertidos en un personaje, un relato o un argumento.

G- Giros, un punto de giro en una novela es una escena o acción clave para el protagonista. Construirlo es uno de los momentos más emocionantes para mí.

H- Hablar. Me encanta que la gente me cuente historias y anécdotas, las suyas u otras, son una gran fuente de inspiración y de enseñanzas. Y mis amigas, que no se preocupen, sus confidencias siguen donde tienen que estar.

I- Investigar. Es una de las partes más divertidas de escribir. Ya sea investigando datos en libros, como pasear por un barrio, mirar fotografías, u observando a la gente.  Y la parte menos solitaria, pues con ella me muevo y me relaciono con el mundo.

J- Jugar. El oficio de escritor es muy serio, pero también es un juego poder crear personajes, situaciones y sentimientos, que al final formen un puzzle donde todo encaja.

K- Kilo. Un kilo son mil gramos. Me gustaría que mis novelas tuviesen 100 gramos de agilidad narrativa, 100 gramos de humor, 100 gramos de historia, 100 gramos de fantasía, 100 gramos de sorpresas, 100 gramos de personajes especiales,100 gramos de romanticismo, 100 gramos de arte, 100 gramos de viajes y 100 gramos de sensibilidad.

L- Lectores. No me importa que sean pocos o muchos. Me gustaría que pasasen un rato entretenido, que se evadan y que les provoque un sentimiento positivo.  

M- Madrid. Es el lugar donde tienen lugar la mayoría de los sucesos de mis novelas. Es mi ciudad inspiradora. Sin olvidar, que siempre habrá una referencia a mi tierra: Almendralejo.

N- Niño. En mis libros y relatos, suele haber alguno, con cualidades que no deberíamos perder los adultos, inocencia, frescura y capacidad de soñar. A veces tienen algo de mis sobrinos, que se cuelan como duendecillos revoltosos.

Ñ- Sueño. "Yo sueño que estoy aquí. Destas prisiones cargado, y soñé que en otro estado más lisonjero me vi. ¿Qué es la vida? un frenesí. ¿Qué es la vida? una ilusión, un sombra, un frenesí, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son."

O- Obstáculo. También me los encuentro a la hora de escribir, forman parte de ello. Aparecen en forma de bloqueos, musas que no llegan, dificultades con los personajes... Son un reto sin duda.

P- Paciencia. La virtud a conseguir. Paciencia para corregir, revisar e ir más despacio, que soy muy prisillas y ¡lo quiero todo para ya!.

Q-Quehacer. No cabe duda que escribir es un quehacer, un trabajo laborioso y solitario, pero también da muchas satisfacciones.

R-Regalos. Para escribir es fundamental leer y me han regalado muchos libros, pero también  he recibido regalos de personas que quiero, tan valiosos como paciencia para leerme, darme su opinión, corregirme y animarme.

S- Sentido del humor. Es una herramienta importante para escribir, para encajar las críticas negativas y para reírme de mí misma.

T- Tiempo. Me gusta mucho explorar el ayer, más o menos lejano. Que mis personajes se paseen por otras épocas. Es una manera de disfrutar de la historia.

U- Un mediador inesperado. (Viaje al ayer) Mi primera novela. Con ella me adentré en un mundo poblado de personajes, que aunque se tomen largas vacaciones, sé que ya no me abandonaran nunca. Ni yo a ellos.

V- Viajar. Conocer sitios nuevos es fascinante, me regala nuevos escenarios para mis personajes. Y si se tiene un cicerone que conoce rincones ocultos, el viaje se convierte en una experiencia inolvidable para la realidad y para la ficción.

W- Web. Otra ayuda importante a la hora de escribir. Es una fuente de conocimiento de personas, culturas y movimientos que nos conectan con lo conocido y desconocido.

X- Extraño. El universo literario es un mundo donde realidad y ficción a veces se tocan, donde los personajes reales y de ficción se fusionan, donde los recuerdos aparecen en los sitios más insospechados. Y sin embargo, cada cosa está en su sitio y lugar.

Y- Yayita, es Josefina mi abuela. Es una inspiración para mi vida, por su sabiduría, originalidad y optimismo.

Z- Zweig, Stefan. Uno de mis escritores preferidos, le descubrí siendo adolescente y hasta hoy me cautiva su manera de ahondar en los sentimientos íntimos y motivaciones de los personajes.

Y para terminar os dejo una imagen  del objeto que resume todo mi universo literario.









No hay comentarios: