lunes, 7 de octubre de 2013

¿Quién me lee?

A veces curioseo las estadísticas de mi blog. Me encanta especialmente mirar el mapa y ver de dónde son mis lectores. Y, siempre me sorprendo y me maravillo. Me quedo impresionada de como una entrada, un artículo, un blog,  mio o de quién sea, puede recorrer el planeta rápidamente, de como internet nos globaliza, nos acerca y nos permite conocer cosas nuevas, de manera fácil y eficaz.

Este post es para agradecer esa atención. Hoy quiero mirar a los países desde donde me leéis y lo haré de un modo literario, recordando escritores que he leído y lo dividiré en dos partes, pues son muchos y fascinantes lugares de la tierra.

Mi agradecimiento especial es para los lectores, amigos y familiares que leéis este blog desde España. Muchas gracias. Seguir un blog regularmente no es fácil. A los que yo sigo, no lo hago con disciplina, sino según las ganas, el tiempo y mi fatal memoria, así que entiendo y valoro cada incursión que hacéis aquí.

Por orden alfabético, comienzo con Alemania.  Hay muchos autores, pero me vienen a la cabeza: los entrañables hermanos Grimm, con ellos hemos comenzado  a leer y soñar: "Blancanieves"  "la Cenicienta" "Hansel y Gretel" etc.  Luego llegaron Goethe y el trío amoroso de "Las aventuras del joven Werther" Y la inquietante desde la primera escena "El perfume" de Patrick Süskind . Más recientemente He leído más recientemente  al doctor en psiquiatría, Manfred Lütz y su amena introducción a la psiquiatría ¿Estamos locos?


Hansel y Gretel. La primera bruja de nuestras infancias...
 Llena de humor esta introducción a la psicología



Autores argentinos. José Luis Borges, me vienen a la memoria los cuentos recogidos en "El Aleph". y Ernesto Sábato y "El túnel", que descubrí hace poco en un curso de la Escuela de Escritores y cuyo personaje masculino me impresionó por su intensa psicología.



De Austria, mi favorito es mi admirado Stefan Zweig. Maravillosa sus "24 horas en la vida de una mujer".
El poeta Rainer María Rilke, y "Cartas a un joven poeta" me fue recomendado por el gran  amigo de mi padre, Asís, para aprender a escribir.
Y no puedo olvidar a Kafka y su "Metamorfosis". Cuando pienso en Kafka siempre veo un enorme escarabajo. ¿No os pasa igual?

Consigue magistralmente la sensación de desasosiego

Bosnia-Herzegovina. Pues sí, tengo lectores desde este lugar de los Balcanes. Y reconozco no conocer ningún escritor. Si algún lector de allí, se anima a hacerme una sugerencia lo leeré encantada. Si he visitado ese país de entrañables gentes. Y se come de maravilla. Gracias querida Ruska. Hvala!

Colombia. Gabriel García Márquez y "Cien años de soledad"con esta novela de la familia Buendía, conocí el realismo mágico, que tanto me gusta desde entonces.La fantasía dentro de lo cotidiano sin que los personajes se inmuten, me fascina.


Chile. Pablo Neruda. "20 poemas de amor y una canción desesperada" Uno de ellos, es este, que habla de la comunicación-incomunicación:
"Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas
collar, cascabel ebrio para tus manos suaves como las uvas.
Y las miro lejanas en mis palabras. Más que mías son tuyas. Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.
Ellas trepan así por las paredes húmedas. Eres tú la culpable de este juego sangriento.
Ellas están huyendo de mi guarida oscura. Todo lo llenas tú, todo lo llenas.
Antes que tú poblaron la soledad que ocupas, y que están acostumbradas más que tú a mi tristeza.
Ahora quiero que digan lo que quiero decirte para que tú las oigas como quiero que me oigas.
El viento de la angustia aún las suele arrastrar. Huracanes de sueños aún a veces las tumban.
Escuchas otras voces en mi voz dolorida. Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas. Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme. Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras. Todo lo ocupas, tú, todo lo ocupas.
Voy haciendo de todas un collar infinito para tus blancas manos, suaves como las uvas".

De Isabel Allende, me impresionó "La casa de los espíritus". Pasé miedo, me asombró, me enfadé... El personaje de Clara, esa chica distraída y misteriosa me atrapó para siempre.


Estados Unidos, es el segundo país de donde tengo más lectores. Thanks a lot!. Hay  tantos escritores que, acudiré al recuerdo de la biblioteca de mis padres. Edgar Allan Poe, con sus cuentos de ambiente gótico y siniestro, disfruté y pasé miedo, teniendo que dormir con la luz encendida.
John O´hara, en "Desde la terraza" hace un análisis detallado y exhaustivo de la vida americana . Me encantó el personaje de Natalie, el amor de la vida de Alfred, el protagonista.
Arthur Miller,  autor de "Muerte de un viajante"  Cuando leí su vida, me decepcionó, pero no por ello dejó de fascinarme como escritor y, lo confieso, como atractivo marido de Marilyn Monroe.
Herman Raucher y su "verano del 42" me hizo disfrutar en mi verano del 82 con las desventuras de un adolescente, de mi edad en aquel entonces. Recuerdo divertida, la escena que leí en la cama comiendo regalices, en la que el joven cree tocar en el cine el pecho de su amada.
En mi memoria queda el personaje de Ignatius Reilly, glotón, guarrete e hilarante  de "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole.  El libro me lo recomendó mi querido e inteligente primo Tito que, se reía del asco que me daba el  protagonista. 
En mi cuarto de jugar tenía entre otros a Mark Twain, aquí recomendé:"Un yanky en la corte del rey Arturo", Louise May Alcott y su inolvidable "Mujercitas" ¡como me gustaba Jo, la escritora!

Cartel de la película basada en la novela
Atthur Miller y Marilyn, dos mitos a los que admiré en mis veranos adolescentes en Almendralejo













Ignatius Reilly, imposible de olvidar
Francia. Destaco a Julio Verne, admiro mucho sus preclaras novelas de ciencia-ficción. También a Antoine de Saint Exupery, al que dediqué una entrada con "El Principito". Con Molière y "El enfermo imaginario",  de la famosa biblioteca de mi adolescencia, hizo que me divirtiera mucho y que no pensara que los clásicos eran un ladrillo. Y "Los tres mosqueteros" de Alexandre Dumas, me hacían saltar por los sofás, espada en mano. De ahora he leído a Anna Gavalda "juntos nada más" la convivencia de sus cuatro personajes es muy curiosa.


Hasta aquí la primera parte. Reconozco que he tenido que acudir a google para asegurarme de algunas nacionalidades y no meter el zanco, pero me he divertido mucho. Y he vuelto con la memoria a ese lugar fascinante que fue el culpable de mi afición a la lectura: la biblioteca de mis padres. Gracias infinitas les debo. Y a la butaca marrón, a cuyas orejas me encaramaba para alcanzar los estantes altos.

2 comentarios:

Merche dijo...

Sonia, que entrada ten interesante y entretenida. Dan ganas de ponerse a leer ahora mismo, he pasado un ratito maravilloso leyéndote, de verdad. Muchas gracias por compartir con nosotros tu gusto por la lectura y por estos libros y autores. Un besazo

Sonia Montero Trénor dijo...

Merche, muchísimas gracias, te agradezco mucho tus atenciones. Si os incito a leer, estaría encantada y feliz. Y cuándo leas algo, cuéntamelo, pues para mi es una motivación lo que mis amigos me recomiendan, ya que las ofertas y novedades son tantas que es difícil decidirse. Un beso grande!